Los seguros del ciclista

Uno de los aspectos que más preocupan a los practicantes de ciclismo son los aspectos de los seguros, ya sean de accidentes, vida o responsabilidad civil.

Primero hemos de diferencias cada uno de ellos, pues en muchas ocasiones hemos detectado como se mezclan unos y otros, siendo sencillo el diferenciarlos, teniendo en cuenta que la licencia del ciclista federado cumple con los tres seguros expuestos y que las pruebas federadas han de tener así mismo el seguro de responsabilidad civil y los participantes todos han de estar asegurados, así como personal auxiliar y voluntarios.


El seguro médico es el que utilizaremos para asistir al centro médico concertado siempre que tengamos una lesión generada por la práctica del ciclismo, ya sea entrenando o en competición, en casos extremos se podrá asistir al primer centro sanitario que exista, el propio seguro de la federación se hará cargo del mismo, y posteriormente, en cuanto el facultativo correspondiente lo autorice, se podrá trasladar al concertado. Las lesiones que se atienden son exclusivamente las generadas por la práctica deportiva y no de otra índole, pues en ocasiones se puede solicitar asistencia por una lesión que es ya crónica o que se ha producida años atrás y se intenta “enmascarar” para poder utilizar el seguro federativo, el facultativo con una simple exploración podrá determinan la razón de la lesión. Aunque este caso es raro que se produzca si que en ocasiones se ha puesto el marcha la “picardía” del asegurado.

El seguro de vida es la indemnización que cobrarán los beneficiarios directos en caso de fallecimiento del federado, normalmente las cuantías no son elevadas, debido a la naturaleza directa del importe del seguro que se abona anualmente, lo normal es que ronden los 6.000€ por fallecido, debiendo presentar la Federación el certificado de defunción, atestado y cerificado federativo a la aeguradora.

El seguro de Responsabilidad Civil es siempre el que más dudas genera, pues se confunde en que momento se ha de aplicar, cómo y a quién. La RC (responsabilidad civil) es, para entendernos, el seguro obligatorio del automóvil, con mayores coberturas normalmente, este seguro se aplica cuando en la práctica deportiva normal, entrenamientos, salidas privadas, competición, organización de eventos, cursos, etc. se producen daños a terceros (a otras personas que no es el asegurado) y que debido a ese daño, se ha de indemnizar al afectado, ejemplo:

 

Montando en bici, tropezamos con una acera, caemos sobre la misma y golpeamos a un peatón que circula por la misma. Ese daño que hemos generado, es el que hemos de indemnizar, tanto material como físico. Otro ejemplo:

El organizador de una carrera (dado de alta en la federación) al colocar el arco de meta, éste cae sobre el público y produce algún tipo de daños a varias personas y mobiliario urbano (propiedad del ayuntamiento), aquí se aplica la RC. El ciclista que golpea a un automóvil y le rompe la luna trasera, se aplica la RC. Estos son algunos ejemplos de lo que significa una RC, es indispensable que a cualquier prueba a la que se asista, se esté completamente seguro de que están en posesión de la RC correspondiente. En el caso de las pruebas organizadas por clubes u organizadores dados de alta en la Federación Canaria de Ciclismo, todas están en posesión del seguro, obligación sine qua non para poder organizar pruebas ciclistas federadas (atención a las no federadas).

 

Todo estos aspectos que brevemente hemos explicado, vienen recogidos en textos legales que pasamos a exponer:

  • La legislación básica que afecta a las indemnizaciones de los accidentes de tráfico es el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. En el anexo de esta norma con rango de ley es donde aparece el sistema de valoración de los daños y perjuicios por accidentes de circulación, que en nuestro caso es lo más interesante de conocer.
  • La actualización de las cantidades a indemnizar correspondientes al año 2012 viene en la Resolución de 24 de enero de 2012, de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, por la que se publican las cuantías de las indemnizaciones por muerte, lesiones permanentes e incapacidad temporal que resultarán de aplicar durante 2012 el sistema para valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. (BOE de 6 de febrero de 2012). Revisable anualmente.
  • La ley que regula los contratos de seguros (en general, no sólo los de automóvil) es la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro. En esta ley es donde aparece que las compañías, para no incurrir en mora, deben pagar antes de los tres meses (artículo 20.3).
  • Los enlaces son los siguientes:
    Para el Real Decreto Legislativo 8/2004: Puedes visitar el enlace PULSA AQUÍ
    Para la Resolución de actualización de las cantidades del año 2012: Puedes PULSAR AQUÍ
    Y para la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro: Puedes PULSAR AQUÍ

Para la confección de este artículo hemos de dar las gracias a Oscar Modroño (Sure Seguros), Alfonso Treviño (Abogado) y Juan Carlos Pérez

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario, danos tu opinión.