¿Sólo 200 mil firmas?

Anna hoy ante los medios, delante del Congreso

Hoy Anna González (02/03/17)  ha entregado en el Congreso de los Diputados las 200 mil firmas recogidas mediante una campaña digital  que solicita el cambio de una ley que deja indefensas a las víctimas de   accidentes de tráfico. Una ley injusta  ante la cual todos estamos indefensos , lo sepamos o no, nos hayamos preocupado de conocerla o no, hayamos firmado  esta campaña o no.   Puede que tú seas de esos a los que no les pareció un tema importante, o de los que cree que a ti no te afecta. Puede incluso que seas de los que dedica muchas horas a entrenar en tu bici  en carretera sin pensar en qué puede pasarte si tienes un accidente. La realidad es que esta campaña debería haber tenido un apoyo masivo, máxime cuando afecta directamente a un colectivo formado por muchísimos más del número de firmas recogidas.

Enlace al artículo sobre la campaña

Algunos creerán que 200 mil firmas es un éxito, pero yo no puedo dejar de preguntarme cómo es que sólo han firmado 200 mil personas para cambiar algo tan claramente  injusto.  200 mil firmas que además, ha costado bastante tiempo conseguir.
Pienso en ello y me pongo a analizar:  Si cada día sale a la carretera un millón de ciclistas, si  en las ciudades y cada fin de semana se multiplica por casi cuatro el número de personas en bici, si  éstos, a su vez, tienen amigos, hermanos, novios, novias, familia en general… ¿Sigues creyendo que 200 mil es un éxito?. Yo no alcanzo a entender que sólo hayamos firmado 200 mil.

Tendrían que haber firmado mínimo 1 millón.
Pero no ha sido así.

¿Por qué no ha tenido una acogida masiva esta campaña?

Por desgracia hay más víctimas olvidadas por un código penal, creado contra ellas.

Anna González  ha representado, por un lado, la voz de los familiares, de los amigos que se quedan aquí cuando un atropello se lleva a un ciclista, a un peatón o a un ciudadano más y, por otro lado, representa la indefensión de las víctimas. Ella ha visibilizado la realidad después de la tragedia. Nos ha mostrado la cara de poker que se te queda cuando compruebas cómo el causante de tan desproporcionado daño queda en libertad. Cómo,  a lo sumo, será condenado  a dos años de cárcel, lo que supone que en la mayoría de los casos no cumplirá  su condena. Todo se saldará con una sanción administrativa que posiblemente abonará un seguro.
Eso que muchos desconocen es otro  punto más a debatir en este despropósito llamado  «violencia automovilística». Un baremo de seguros hecho para beneficio de las propias empresas del sector que  sigue ignorando las necesidades de las personas. Para esas empresas somos sólo números, pero encima pretenden que seamos el número más barato posible para sus bolsillos.

Llevo más de 20 años en temas de seguridad vial, he asistido a unos cuantos juicios, he organizado manifestaciones, he comprobado en primera persona lo que significa un atropello con  fuga  del conductor. He sufrido en primera persona el ver a  amigos irse para siempre por  causa de un automóvil conducido por alguien que ha considerado que su tiempo, su máquina, sus impuestos, sus intereses y su vida, eran más importantes que los de cualquier otro. Y para rematar,  he comprobado cómo una administración y una justicia, que en teoría tendrían que velar por el más indefenso, en la práctica, se han vendido a intereses mercantilistas para seguir beneficiando al poderoso. Todo eso además, jactándose por haber conseguido una reducción de casos en los juzgados.  Se jactan sin explicar a la opinión pública el porqué de esa disminución de pleitos. Lo que no cuentan es que  los afectados por un accidente, para conseguir justicia, han de litigar por su propia cuenta contra una todopoderosa aseguradora del coche causante del atropello, teniendo que afrontar de su bolsillo el pago de

  • Abogado
  • Procurador
  • Médicos y/o forenses
  • Peritos
  • su propio tiempo invertido en todos los trámites

Si esto fuera poco, deberías saber que además, en estos casos, se  supone la  presunción de veracidad al médico de la aseguradora.  Ojalá alguien me lo pueda explicar porque yo no alcanzo a entenderlo.

Momento de la llegada al Congreso. Anna González, Albert Rivera, Pedro Delgado, Luis de Santos, Eduardo Chozas, J. López Cerrón, Alfonso Treviño y Carlos Núñez (Mesa Española de la Bicicleta)

Si desconocías todo esto igual estás indignado sabiendo que estamos vendidos por ley. Pero a mí lo que me indigna es que ahora que nos tocaba a nosotros, a los perjudicados, porque recuerden que cualquiera puede ser el próximo, mostrar nuestra  fuerza y  unidad,  ahora que teníamos la oportunidad de hacer algo para cambiar las cosas, ahora que alguien había sacado ganas dentro de su desgracia personal de empezar a pedir cambios… ahora que teníamos que haber respondido todos a una, no lo hemos hecho. Y escuchas a algunos calificar de «globerada» esta iniciativa. Al parecer es más importante el entreno del día, saber si te saqué diez o cinco minutos en el entrenamiento o conocer si el «Indurain» de turno ha montado Shimano o Campagnolo en su cuadro de 5 mil euros.
No me hables de tus triunfos, no me interesa si te costó 2 o 4 mil euros, no me cuentes quién ganó el domingo, si has perdido 2 o 5 kilos o si suspendieron la carrera. Háblame de lucha, de trabajo, de acción, de coraje, de implicación, de protestar, de reclamar. Háblame de unidad y de colaborar para cambiar un comportamiento, para cambiar unas leyes injustas y entonces te escucharé. Porque sin todo ello no habrá carreras, no se venderán bicis de 5 mil euros y no habrá jóvenes ciclistas que luchan en los tours de cada día.
Si alguna vez te toca a ti la desgracia quizás  recuerdes que pudiste cambiar la injusticia pero … tenías que entrenar.

El «no» de Movistar en el último momento

La lucha de Anna es la vergüenza de muchos. La lucha de Anna es la dejadez de instituciones que deberían haber sido las primeras en alzar la voz y no escudarse en aspectos banales e infantiles. Los mismos que nos quejamos de ver cómo no hay nuevas generaciones de ciclistas, los mismos que nos quejamos de ver cómo cada vez hay más participantes en categorías de máster que en infantiles o sub23 y los mismos que no hacemos nada porque no nos corresponde.

Eso que tanto me ha dolido siempre, el egoísmo y la individualidad, ha quedado claramente demostrada en esta entrega de firmas. Una mujer, una sola mujer, nos ha dado una bofetada a todos, nos ha demostrado que ella sola ha hecho más que muchos de nosotros en años. Ella que  se ha encontrado con la indiferencia de algunos que debían haber sido los primeros en apoyarla, los que cuando ella tocó a su puerta, miraron por la mirilla y no le abrieron, esos mismos ahora aplauden ese trabajo y quieren subirse al carro. Anna les ha dado una lección de coraje y tesón que cualquier ciclista debía saber.

Gracias a esta iniciativa se ha puesto sobre la mesa la necesidad de un cambio. Pero no puede quedar solo en un simple cambio de dos artículos, hemos de aprovechar el impulso y la repercusión, hemos de ir más allá.
Hay que cambiar un código de circulación, unos patrones de movilidad ciudadana, una modificación de las indemnizaciones, un aumento de las sanciones, un cambio en la jerarquía de las ciudades, una discriminación positiva de la bicicleta, unas enseñanzas en las autoescuelas y una asignatura troncal en la enseñanza. Una apuesta clara y decidida en la que el coche (y su conductor), el culpable de la situación que vivimos y de las desgracias que genera, no pueda continuar dictando el devenir de los ciudadanos, de las personas y modificando vidas a su antojo, sabedor de que «no sucede nada».
No me vale enarbolar la bandera de la economía y de los puestos de trabajo. No hablo de eliminar el automóvil, hablo de saberlo utilizar y de que quien lo utilice sepa que tiene una posible arma en sus manos. El coche tiene su sitio y el conductor también, pero este no puede estar en el centro de la calzada, en el centro de las ciudades. En el centro están las personas, los ciudadanos.

PEEB Creado por la Mesa Española de la Bicicleta

Por eso desde la Mesa Española de la Bicicleta hemos creado, hace ya dos años, el Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta.
A día de hoy seguimos trabajando en él, revisando e incluyendo aspectos más amplios, como el ciclismo de montaña y el desarrollo económico del mismo. Hemos puesto en sesenta páginas un plan de desarrollo lógico, coherente y decidido de cómo se ha de afrontar el colocar a la bicicleta en las carreteras de nuestras ciudades y cómo desarrollar las vías donde puedan llegar a entrenar un día nuestros ciclistas. Esos mismos que queremos que ganen medallas, vueltas y tours, para luego sacarnos la foto a su lado.
No puedo terminar sin dar las gracias a Anna y pedirle perdón por la vergüenza que he sentido al comprobar que en muchos momentos se ha visto sola. Sola a sabiendas de que estaba cambiando algo para el beneficio de todos, incluido el tuyo, que nunca te ha preocupado una manifestación ciclista y nunca has apoyado un movimiento por nuestra seguridad, simplemente porque tenías que entrenar para ganar la carrera de tu barrio.

Espero y deseo que no tenga que existir más «Annas».

Gracias Anna

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=QNOqzGnX68U[/embedyt]

: 02-mar-2017 18:26 UTC
Código de registro: 1703020895029

La miopía del RACE


Un conocido y poco afortunado estadista dijo en una ocasión:

Si se quema el bosque, pues talamos los árboles.

El RACE (Real Automóvil Club de España) ha lanzado, a modo de globo sonda, su propuesta para disminuir  la siniestralidad en carretera. Después de un año en el que los fallecidos  por  accidentes de tráfico han aumentado, el RACE tiene su propia teoría de hacia dónde trabajar. Su opinión, que a la postre es eso, una opinión, es que los ciclistas han engrosado esa estadística y que, para reducirla, se ha de actuar sobre este colectivo de usuarios. Entre las medidas que aporta, destaca: un carnet por puntos, un seguro de responsabilidad civil y una matrícula para la bicicleta.

Eso es más o menos lo que pretende la «afortunada» opinión de una asociación denominada RACE (Real Automóvil Club de España),  cuyo nombre ya deja claro a quién representa aunque sus actividades abarcan otros nichos de mercado en aspectos de seguros a través de UNACSA, su empresa aseguradora. Ver la noticia completa.

Final de año, época de balance.

Analicemos esta noticia empezando por ver todo el contexto. Consideremos 3 cuestiones:

  1. Las estadísticas de siniestralidad en  carreteras han aumentado por primera vez desde que se impuso el carnet por puntos.
  2. Se ha nombrado a un nuevo director de la Dirección General de Tráfico.
  3. Por último,  y no por ello menos relevante, el RACE es una empresa de seguros, con  intereses económicos.

El carnet por puntos lleva ya diez años de vigencia. Ha demostrado ser una herramienta muy válida que, junto a otras, ha contribuido a la reducción de la siniestralidad.
Una causa del aumento en la tasa de siniestralidad este pasado año, rompiendo la tónica descendente de una década,  es que los nuevos conductores ya han «crecido» con el carnet por puntos. A diferencia del impacto que tuvo esta medida en su día en los conductores veteranos, para los nuevos conductores esta medida es lo normal y ya no causa tanto «efecto». Si sumamos a esto  la «acomodación» del conductor veterano con el paso del tiempo a este carnet, tenemos como resultado una medida que pierde efectividad.
La mejora de la situación económica con respecto a estos últimos años también influye en perder el miedo a las sanciones. Si a eso le unimos un reglamento de circulación y, más aún, un Código Penal permisivo ante las infracciones de tráfico, tenemos ya el campo abonado para que aumenten las estadísticas de siniestralidad y, por tanto, salten las alarmas.

Aprovechando que ha saltado la alarma con el balance de final de año y que se ha nombrado un nuevo director general de tráfico, el RACE ha sabido aprovechar la coyuntura para enarbolar la bandera del bien común y alzarse como el salvavidas general con esta proposición de puntos para la mejora de la seguridad vial y  la reducción de la siniestralidad.

Quienes llevamos tiempo en esto sabemos que esto no es nuevo. Ya hubo en su día  un debate sobre la obligatoriedad del casco con la anterior directora de tráfico, María Seguí, la cual salió por la puerta de atrás de la DGT. En aquel tiempo era la Fundación de Seguridad Vial Mapfre la que enarboló esa bandera. En un congreso en Salamanca la propia directora de la DGT desmintió estar estudiando implantar las medidas propuestas. (ver desmentido de la DGT) .

Viendo de dónde parten este tipo de inciativas ( colectivos de automovilistas, empresas de seguros y/o de venta de automóviles)  es evidente que hay intereses económicos  detrás y que no les preocupa sólo «el bien común».

Pero ¿qué hay de malo en imponer un carnet, seguro y matrícula a las bicicletas?

No habría mayor problema si esas medidas realmente beneficiaran a unos usuarios que actualmente se ven desamparados por la administración, léase: código penal, reglamento de circulación, baremo de accidentes.
La realidad no es esa.

 ¿ Creen ustedes  de verdad que con un seguro de accidentes obligatorio, matrícula y carnet ciclista se atropellarán a menos ciclistas? pregunto. Si es así, lo firmamos ya.

La realidad es que en los últimos años han fallecido unos 50 ciclistas al año de media.

Analicemos los datos del último año (ver documento DGT):

  • Accidentes ciclistas: 7.186
  • Fallecidos según tipo de vía.
    • Interurbana: 48 (obligatorio casco desde enero 2004)
    • Urbana: 10 (no obligación casco mayores 16 años)
  • Hospitalizados: 652
  • Accidentes:
    • Urbanos 72%
    • Interurbanos 18%
  • Accidentados sin hospitalizado
    • Urbana: 71%
    • Interurbano: 19%
  • Accidentes en España: 97.756
  • Fallecidos: 1.689
    • Porcentaje ciclistas fallecidos: 3,4%
  • Accidentes de Peatones: 13.569
    • Fallecidos: 367
      • Vía urbana: 247
      • Vía interurbana: 120
    • Heridos: 1.999
    • No hospitalizados: 12.156

En el 77% de los accidentes, está implicado un turismo

Fallecidos ciclistas 2006-2015 según vía.       Fuente: DGT

Los costes directos e indirectos asociados con los accidentes de tráfico y el resultado de los mismos, fallecidos o heridos, se estiman en el año 2015 en unos 5.087 millones de euros. Si  se exploran otros sistemas de información estos podrían ser de 9.251 millones, lo que supondría el 1% del Producto Interior Bruto de España para el año 2015.

Fallecidos desde 1960 al 2015. Máximo número fallecidos año 1989 (9.344). Año 2006 entrada carnet por puntos. Fuente DGT

  • En el 20% de los accidentes con fallecidos el exceso de velocidad estuvo presente.
  • Las denuncias de la DGT fueron 4.826.246, de las cuales el 68% son debidas a la velocidad.
  • 43% de los conductores fallecidos presentaron alguna sustancia psicoactiva (alcohol o drogas).
  • 45% de los conductores en vías interurbanas habían cometido alguna infracción y el 37% en vía urbana.

Estos son datos publicados por la propia DGT disponibles para cualquiera que tenga ganas de entretenerse un poco en ver las razones  de la siniestralidad y no aprovechar la coyuntura para expresar su opinión, disfrazada de otra cosa.

Intentar hacer ver que la imposición de un carnet por puntos, seguro de responsabilidad civil y matrícula  a la bicicleta, hará que disminuya la siniestralidad es ser, cuanto menos, muy miope. Arrojar esa carga de responsabilidad a un medio de transporte y movilidad que no alimenta el problema de la siniestralidad sino todo lo contrario es, cuanto menos, reprobable.

Visión objetiva, no miope

Incluso sin tener en cuenta el aspecto deportivo del uso de la bicicleta, ésta consigue precisamente lo que se necesita para reducir la siniestralidad:  pacificar  el tráfico y las ciudades. A mayor número de usuarios de la bicicleta, menor número de fallecidos peatones, ciudades más habitables y  mejor calidad de vida.

¿Seguro de Responsabilidad Civil?

La bicicleta no necesita un seguro de RC porque  no es generadora de problemas, de fallecidos y/u hospitalizados. La bicicleta no es  problema por su alta velocidad o por el peligro que ocasiona al no observar las reglas del tráfico. Esos son problemas que genera  el automóvil.
En caso de accidente ocasionado por un usuario de la bicicleta, el propio seguro de hogar del que disponemos la mayoría, cubre la RC de este tipo de siniestros. En caso de no contar con un  seguro, nadie ha dicho que el generador del problema pueda irse sin responder por el daño, pues se actúa contra él de forma personal vía judicial.

¿Control de velocidad?

La velocidad es uno de los  principales generadores de accidentes como muestran  las estadísticas. Una bicicleta no podrá nunca ir a 100 km/h por una vía limitada a 80 km/h y en el hipotético caso de que fuera la bici la causante de un accidente, los resultados del mismo no son comparables a los causados por un automóvil.

¿Matrícula para bicis?

¿Realmente hay una razón argumentada para exigir matrícula a un medio de transporte que, como norma, difícilmente supera los 20 Km/h ? ¿Hay un peligro real de «fuga» de una bici implicada en un accidente?
¿Es la bici en este sentido comparable a un automóvil que en manos inadecuadas puede ser un «arma» letal ?

¿Sanciones a las bicis?

Por supuesto  que hay ciclistas que no cumplen las normas. Pero los resultados de ese incumplimiento no son comparables, ni por asomo, con los que ocasionan los automóviles. A los usuarios de la bicicleta  que no acatan las normas, se les ha de sancionar pero teniendo en cuenta que la repercusión nunca es comparable al coche y que la sanción ha de ir en consonancia con el daño causado. Si un ciclista se salta un semáforo, quien a buen seguro tendrá las peores consecuencias, será el propio ciclista.
La bicicleta se ha de regir, como usuaria de la vía, por un Código de Circulación. Pero con  discriminación positiva pues son más los beneficios que genera a la sociedad que los perjuicios  que ocasiona y, como tal, ha de ser apoyada e impulsada.

No estamos inventando nada, sólo hay que analizar qué hacen  los países de nuestro entorno y ver qué imposiciones tiene  en ellos la bicicleta.

El uso del casco en nuestro entorno

Actuemos sobre el vertebrador del problema.

  • Modificación del Reglamento de Circulación en los temas que generan la mayoría de los accidentes.
  • Modificación del Código Penal en temas de accidentes con resultados de heridos graves.
  • Modificación de los baremos de siniestralidad de las aseguradoras.
  • Apoyemos los medios de transporte más benignos socialmente y que generan una mejor calidad de vida a todos.
  • En España en Enero del 2016 habían aproximadamente 2 millones de vehículos circulando sin seguro (Fuente: UNSEPA y DGT)

El coche es necesario pero nunca ha de estar por encima de las personas y la vida.

Si hablamos de accidentes y movilidad es porque el automóvil se ha convertido en un problema y no en una solución.

La Gran Vía de Madrid

 


 

©Código de registro: 1701050306102

Entrevista de «Perfiles» ONCE

perfilesLa revista publicada por la ONCE, Perfiles, hace un análisis del significado de la bicicleta, analizando lo que está generando su uso en las ciudades así como medio de transporte o deportivo.

En este mes de junio nos ha realizado una entrevista sobre el tema.

Puedes leer el artículo AQUÍ

Perfiles: Se trata de una revista mensual, que se publica ininterrumpidamente desde octubre de 1985, líder en el sector de la información sobre discapacidad en España, además de abordar otros contenidos sociales.

Nueva campaña DGT – Bicicletas

Ya nos lo anunciaba Javier Villalba, subdirector general adjunto de Normativa de la DGT, en la última reunión de hace quince días, que la bici se haría protagonista.
Una campaña hacia la bicicleta y hacia los automovilistas con respecto a la bici. Nos alegrarmos de que se nos vaya tomando en cuenta, esfuerzo nos cuesta desde aquellos años que éramos un problema y no nos veían como una solución, tiempos que ni se nos preguntaba por soluciones a problemas de tráfico ciclista, años que los ciclistas éramos el peligro y no las víctimas de un sistema pro coche exclusivamente.

La comunicación es muy fluida, reconozcamos que gracias al Sr. Villalba sobre todo, pues es persona muy dialogante y cercana a nuestras posturas y con la cual podemos debatir y llegar a acuerdos, que a la postre es lo que nos interesa, son tiras y aflojas, comprender los otros lados de la baraja y entender que hay más afectados. Pero siempre partimos que somos vulnerables y la pirámide en la base han de estar peatones, ciclistas y transporte público.

Este es el enlace a la campaña de tráfico sobre ciclistas estos próximos fines de semana.

Imágenes de la campaña

dgt_bici1 dgt_bici2 dgt_bici3

Niños a contramarcha, por favor.

niunpequemasenpeligroMuchas veces hacemos acciones, actividades, por rutina, otras por desconocimiento, otras porque todo el mundo lo hace así. No pensamos que pudiesen existir otras maneras, otras formas, otros caminos, muchas veces simplemente no lo pensamos. Y esas «comodidades» pueden acarrear resultados, situaciones negativas, no pensadas. Y cuando sucede, entonces nos damos cuenta de que había que hacerlo de otra manera o se podía hacer de otra manera, más segura, más rápida, más económica, etc.

Pues eso es lo que hay que hacer, pensar. Y hay que pensar sobre todo cuando la vida de los demás está en nuestras manos, más cuando la vida de esos otros, son personas que están iniciándose en la vida, que son dependientes, que son nuestros hijos. Seguro que has comprado la pintura ecológica, sin plomo y sin olor para pintar la habitación de tu hijo, seguro que lees los ingredientes de los alimentos que ahora le das a tu hijo, seguro que si compras ropa para él, prefieres que sea de algodón crudo y sin tintes artificiales, seguro que has leído los beneficios de dar el pecho a tu hijo en lugar de productos industriales, y muchos más «seguros». Tu hijo se merece todo el esfuerzo, todo el beneficio que unos padres le pueden dar, por eso has de plantearte cualquier aspecto que le puede afectar. Por esa misma razón, ¿Te has planteado la manera en que tu hijo lo transportas en el coche? O simplemente lo sientas y le pones el cinturón, sin prestar atención a otros aspectos que le afectan. ¿Te asesoraste correctamente cuando tuviste que comprar una silla para el coche donde se tendría que sentar tu hijo, consultaste el reglamente de circulación para conocer que afecta el llevar a un hijo en el coche. O simplemente fuiste a los grandes almacenes y compraste la silla de niño que iba a juego con el tapizado de tu coche y si costaba 50 en lugar de 75€, mejor.

Pues NO, no puedes ahorrar en la seguridad de tu hijo, si te compras un coche que te ha costado 12 mil euros, cómo es eso de que escatimas o discutes el precio de una silla donde se va a sentar tu hijo y que puede ser la diferencia entre sufrir un grave accidente o no.

Hoy se inicia la campaña de seguridad infantil #niunpequemasenpeligro una iniciativa de Una Mamá de Otro Planeta, A Contramarcha y A Contramarcha salva vidas. La apoyamos, porque apoyamos la seguridad de los niños y que los padres piensen que una simple acción u omisión, puede cambiar la vida.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=-1L1eGrXaRk[/embedyt]

Reunión en la DGT, nuevos horizontes

dgt_mayo

DGT Madrid, 11 mayo 2016

Después de la reunión del GT44 en la sede central de la Dirección General de Tráfico nos embarga un mayor optimismo.

El GT44 es el grupo de trabajo para el desarrollo de la bicicleta desde el punto de vista de reglamentación, pero ahora con la intervención de más agentes, como son Ministerio de Fomento, de Sanidad, Turismo, Ministerio del Interior, Fiscalía de Seguridad Vial, ciudades con cierta experiencia en el desarrollo de la movilidad y Diputaciones, hemos pasado a un desarrollo general de la bicicleta en España. Lo que se denomina el Plan Estratégico Nacional de la Bicicleta.
Llevo ya, junto a algunos compañeros de la Mesa Española de la Bicicleta, más de 20 años trabajando por la seguridad vial del ciclismo en todos sus aspectos, urbano, carretera, movilidad, legislación, redes ciclistas e inclusive al ciclista, la importancia vital que tiene la seguridad en este deporte y medio de transporte.
A veces has de luchar más con los propios ciclistas que con la administración e inclusive con federaciones, que han llegado a ver este tema como algo secundario, sin entender que para que puedan existir Indurain, Contador, Purito, Freire o para que podamos movernos en la ciudad con un medio lógico de transporte y una herramienta para la mejora del medio en que vivimos, ha de existir seguridad e infraestructuras bien diseñadas además de una reglamentación acorde.
Algunos piensan inclusive que no va con ellos, que lo de ellos es ganar carreras y ser el ciclista que aplauden simplemente y otros se preocupan más del peso de su rueda que de saber que las leyes son para todos y que una mala maniobra de uno, afecta a todo el colectivo.
El estar en la sede central de la DGT y que nos escuchen es un logro que se debe a la tenacidad de los que llevamos estos años y al apoyo de todos ustedes que si entienden la importancia de lo que hacemos, somos sus voces.
Poco a poco hemos conseguido que se nos oyese, con el tiempo que se nos escuchase, ahora hasta nos preguntan y ya podemos inclusive ser decisivos en aspectos reglamentarios, nos alegrarmos de ello.
Desde aquí también dar gracias a la DGT y sus directivos que nos han dado esa posibilidad y a mis compañeros de la Mesa Española de la Bicicleta que hemos sabido mantenernos unidos y no perder el horizonte, la bicicleta.
Todo ahora queda a expensas del nuevo gobierno, pero está puesto los cimientos del Plan Estratégico Nacional de la Bicicleta, que probablemente empecemos con el inicio de la nueva legislatura, no antes de Noviembre.
En la reunión de hoy, estuvimos los principales interlocutores activos para este desarrollo, la ACP (Asociación de Ciclistas Profesionales) de la mano de su secretario, Alfonso Triviño, abogado e iniciador de la lucha en los años 90; Carlos Núñez, secretario de AMBE (Asociación de Marcas de Bicicleta de España) y pieza esencial por el lado de recursos que genera para el país; Manolo Rodríguez, ConBici (Usuarios urbanos de la bicicleta) y los más entendidos en la práctica de lo que significa la poderosa herramienta que es la bicicleta para la mejora de la movilidad en las ciudades; Nacho Tomás, secretario de la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB) que engloba a más de 150 ciudades de España que ven en la bicicleta una solución; y yo mismo que junto con Alfonso nos unimos en la original Comisión de Seguridad Vial que posteriormente se adhirió ala Federación Española de Ciclismo (RFEC) y  que nos dio ya una base para trabajar y unos recursos. Ahora estamos junto a Ciclojuristas con Paco Bastida (Catedrático de Derecho Constitucional), especialistas en derecho y leyes, erudito donde los haya sobre reglamentación y acaba de unirse, IMBA de la mano de su presidente, Victor Tarodo, para defender el ciclismo de montaña. Con ello hemos cerrado el círculo de la bicicleta en España.
Esta unión nos da fuerza ante la administración y ahora se nos escucha, somos interlocutores y pieza esencial en este cambio que la DGT está impulsando y que se plantea para un lustro 2016 – 2020.
Sabemos que habrá diferencias y problemas, que no siempre se harán las cosas como pretendemos, pues son varios los interlocutores que tienen que hablar en el mundo de la movilidad. También nosotros, los ciclistas, hemos de ser cuidadosos y conscientes y no derribar un trabajo que cuesta enorme esfuerzo realizar. Con todo ello, sin lugar a dudas vivimos un momento crucial en el devenir del ciclismo en España.
Y nunca olviden que nosotros somos nuestra mejor imagen, nuestras acciones nos representan.

Las aseguradoras quieren más pastel

A raíz del informe publicado por una aseguradora en la que se indica que los ciclistas implicados en accidentes, se han multiplicado por dos entre los años 2008 y 2013. Han aparecido varias voces discordantes, entre ellas la nuestra. Y este informe deja a las claras que hay algo que desde la DGT y el Gobierno no se hace bien. Aumentan la siniestralidad de la bicicleta, pero no se ataja. Y cuando se ponen a hacerlo, lo que se impone es la autoprotección, casco, prenda reflectante, luces, pegarse a la derecha, etc. Y sin embargo no disminuye, más bien lo contrario. ¿Quien es el causante de esa siniestralidad? no hay que pensar mucho, ¿verdad?

Los ciclistas no tenemos que pagar seguro, por tanto somos un cliente potencial y que estarían encantados de «capturar». El Sr. Montoro, al que se refiere en el informe, uno de los «iluminados», en la seguridad vial, la única cátedra que existe sobre este tema, es la de él, en Valencia, es un viejo conocido de los que llevamos años luchando por la seguridad del ciclista. Llego a decir en los años 90 que el ciclista era el culpable del 70% de los accidentes.
Este análisis no mira aspectos de uso de la bici, urbanos y sesga el análisis del casco. Diciendo que el principal causa de muerte en el golpe en la cabeza, algo que según parece el casco debería de mitigar, toda vez que el casco es obligatorio en carretera interurbana desde el 2003.
Siempre diré lo mismo, la seguridad lo da la cantidad de usuarios y la pacificación del tráfico, que contribuye el ciclista y no, precisamente, el coche. La industria del automóvil ve un enemigo web la bicicleta. Y últimamente aparecen este tipo de noticias. Miremos fuera, Europa.
El artículo publicado por AXA lo pueden leer en el siguiente enlace: INFORME AXA

Y la réplica de los compañeros de ConBici en la Mesa Española de la Bicicleta lo pueden leer aquí debajo.

CONBICI

 

Reunión de la Comisión de Seguridad Vial

Hoy se reunía la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad del Congreso de los Diputados. Uno de los aspectos que estaba sobre la mesa era una Proposición No de Ley que la Mesa Española de la Bicicleta presentamos y  que la mayoría de partidos secundaban. Y que han sido aprobadas.
Los aspectos de reducción de siniestralidad se centraba en el desarrollo de un plan estratégico nacional aprobado. También se ha aprobado que el tercer domingo del mes de septiembre como «Día Nacional de la Movilidad Ciclista».
Así mismo se aprobó un estudio integral con sustitución y en su caso eliminación de sistemas viales de contención como quitamiedos y guardarraíles que causan muertes y lesiones graves.
Lee la noticia al completo AQUÍ

¿Declinar toda responsabilidad?

La importancia de los seguros

Cuántas veces has participado en una prueba deportiva o lúdica y cuando has ido a recoger la documentación, el dorsal o los regalos que suelen hacer, te entregan un documento en el que puedes leer entre otras cosas:

«La organización declina toda responsabilidad por los daños, perjuicios o lesiones que la participación en esta prueba pueda ocasionarle a usted mismo, a otras personas o en el caso de que terceras personas causen daños a los participantes.»

Lo lees y firmas pues piensas que es simplemente un trámite más y que a ti no te va a suceder nada. Pero ¿y si sucede? Es aquí donde aparece el problema.

Si al organizar una prueba deportiva  no se han contemplado todas las obligaciones médicas, logísticas, de seguridad, etc., se incurre en negligencia organizativa. Y si se produce un accidente, más o menos grave, entonces nos enfrentamos a un problema.
Todos deberíamos saber en cada circunstancia, primero, cuáles son nuestros derechos, y segundo, a quién y cómo exigir que estos se cumplan. Hemos de tener claro, llegado el caso,  a quién  pedir responsabilidades si algo sucede.

La responsabilidad civil.

Con respecto a la responsabilidad en un evento deportivo  y/o lúdico hay toda una escala que va subiendo desde la organización,  celebración y la autorización  de la misma. En este tema intervienen:

  • El club o empresa organizadora del evento.
  • Los miembros o titulares de gobierno y representación de la entidad organizadora.
  • Administración pública que da la autorización para la celebración del evento.
  • Federación Autonómica, Nacional o Internacional en la que recae una responsabilidad subsidiaria al dar el visto buena al evento.

Vuelta al Pais Vasco. Accidente con conos, responsable el organizador.

Cláusulas ilegales.

El artículo 8 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, que aprueba la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece que es un derecho básico de los consumidores y usuarios la indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos. Considerando abusivas las cláusulas que limiten o priven al consumidor de los derechos reconocidos por normas dispositivas o imperativas, en concreto las que pretendan evitar la indemnización por los daños y perjuicios sufridos y quieran excluir la responsabilidad del empresario en el cumplimiento de los contratos, por los daños, por la muerte o por las lesiones causadas al consumidor y usuario por una acción u omisión de aquél.

«Las cláusulas abusivas que limiten o priven al consumidor de los derechos reconocidos son consideradas nulas.»

Los Tribunales han considerado que estas cláusulas son nulas de pleno derecho, entendiéndose por no puestas, siendo válidas el resto de estipulaciones (Sentencia Tribunal Supremo 20/10/1984). Igual consideración tienen las cláusulas de conocimiento y asunción del riesgo, tales como: “somos conocedores del riesgo implícito del ejercicio o la actividad deportiva que vamos a realizar, asumiendo los posibles daños”.

Recuerden siempre verificar que el organizador esté en posesión de los seguros correspondientes. Pueden consultar  en esta misma web cuáles son y las cuantías mínimas a tener contratadas.

Y recuerden que el artículo 636 del Código Penal establece que:

“Los que realizaren actividades careciendo de los seguros obligatorios de responsabilidad civil que se exigieran legalmente para el ejercicio de aquéllas serán castigados con la pena de multa de uno a dos meses.”

Por tanto, cada vez que asistas a una prueba deportiva de cualquier tipo o incluso eventos de otra índole, has de estar seguro que cumple con toda la normativa vigente y que tiene contratado su seguro de responsabilidad civil correspondiente. No es válido uno cualquiera y por un importe X, todo está contemplado en el Real decreto 7/2001 de 12 de enero, cuantificando la cantidad mínima en 150.000€.

El artículo 15 de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, que es de aplicación a los clubes deportivos, establece que:

“Los miembros o titulares de los órganos de gobierno y representación, y las demás personas que obren en nombre y representación de la asociación, responderán ante ésta, ante los asociados y ante terceros por los daños causados y las deudas contraídas por actos dolosos, culposos o negligentes.

La figura del voluntario y responsabilidad

El voluntario en una prueba deportiva.

Esta figura también está contemplada  y es una parte vinculada al organizador y dependiente de éste. La Ley 6/1996 de 15 enero  del Voluntariado establece en el artículo 10 que las organizaciones serán responsables ante terceros por los daños y perjuicios causados por los voluntarios que participen en sus actividades organizadas.

El valor de las pruebas federadas.

Por todo lo anteriormente expuesto las pruebas federadas dan siempre un valor añadido a la seguridad del evento.  Son pruebas que cumplen los requisitos que la Ley estipula y en las que sabemos  sin ningún tipo de oscurantismo quiénes son los responsables. Estas pruebas  contemplan los seguros de responsabilidad civil tanto para los miembros individuales como a los clubes pertenecientes a su federación, así como la organización de pruebas que lleven a cabo los propios clubes. La administración delega en las federaciones el fomento, organización y control de las pruebas deportivas y por tanto se produce un vínculo, administración-federación, entre ambas.
El Real Decreto 1835/1991, 20 diciembre, de Federaciones Deportivas españolas y el Registro de Asociaciones Deportivas («B.O.E.» 30 diciembre), dice en su artículo 30, punto 2:

Las Federaciones deportivas españolas, además de sus propias atribuciones, ejercen, por delegación, funciones públicas de carácter administrativo, actuando en este caso como agentes colaboradores de la Administración pública.

 

Bibliografía: Reglamento del ciclismo RFEC, iesport.es, BOE, noticias.jurídicas.com, Reales Decretos

Solidaridad mal entendida

Recuerdo hace años, la costumbre de lanzar una ráfaga de luz larga al automóvil que venía en dirección contraria, para avisar de la presencia de la Guardia Civil, se pensaba que con eso hacíamos una labor de «buen samaritano», que se nos tildaba de solidario con el resto de usuarios de la vía. Así le poníamos en atención y si estaba realizando una infracción, podía evitar la sanción, el control, la multa al final.

accidente1No era cierto, era una falsa solidaridad.

  • ¿Por qué no pensaba en los peatones o ciclistas, al que ese conductor que yo avisaba, podría no respetar?
  • ¿Por qué ese afán de ser protagonistas en un momento determinado?
  • ¿Por qué voy a 140 km/h y cuando veo a los miembros de seguridad de la GC, reduzco hasta 90 y luego vuelvo a hacer lo mismo?
  • ¿Por qué paso por debajo del radar y disminuyo velocidad y luego vuelvo por mis fueros?
  • ¿Por qué me quejo de las multas y los controles, si lo que debería es de celebrar que los hayan, pues gracias a ellos podré circular más seguro?
  • ¿Por qué me quejo siempre diciendo que las multas tienen un «carácter recaudador», si lo que tenía que hacer es alegrarme de que suban aún más para evitar que hayan individuos que no respetan al resto de usuarios y que solo entienden el castigo y no la educación?
  • ¿Por qué celebramos que el «amigo» de turno a hecho tal trayecto en X minutos menos, cuando lo que tenía que hacer es recriminarle por poner la vida de los demás en peligro, deseando ser alguien cuando posiblemente su vida sea irrisoria e insignificante?

No seamos permisivos con aquellos que no valoran, ni respetan al resto de los usuarios, al resto de las personas. Recriminemos sus conductas, apartémosles a una esquina. Hasta que un día, no lo deseamos, vivan en su propia existencia, el resultado de un insolidario conductor, que un día, alguien le avisó, le aplaudió y celebró su actitud negativa, y como resultado cercenó la vida de alguien muy cercano, ahora vivirás en tus propias carnes, la desgracia que has generado.