Tu eres uno más

Siempre nos quejamos de lo que nos sucede cuando circulamos el bici. Nos quejamos de como no nos respetan muchos conductores de automóviles. Solicitamos que los peatones no utilicen los carriles bici. Pedimos que en las rotondas, si entramos los primeros, todos tenemos preferencia. Queremos que no nos adelanten cuando otro automóvil vine en sentido opuesto. Queremos hacer uso de nuestros derechos, pero luego pasa esto…

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=r_VcTbpaqFc[/embedyt]

Y nos rompe todos los esquemas, nos retrasa nuestro trabajo, desprestigia la labor que hacemos los que defendemos al ciclista y su seguridad. Por que, aunque no hemos de mezclar temas, la manida frase «Luego se quejan de que los atropellan», nos la presentan en toda nuestra cara. Y debido a que unos cuantos, se crean pseudoprofesionales y que solos les falte levantar la mano y tirar la botella; el resto pagamos su falta de respeto y nos reducen la fuerza con la que podemos luchar, entre otras cosas, por sus propios derechos. Y si queremos que nos respeten, nosotros somos los primeros que hemos de respetar, las normas, aunque no nos gusten. Y si no nos gustan, ya sabemos, trabajar para cambiarlas. Eso es lo que estamos haciendo. Por tanto, ayúdanos y respeta.

Google Map y bicicleta

sv-trikeLa última actualización del navegador de Google, Google Map, se ha modificado dando una especial atención a los ciclistas. Indicando la existencias de vías ciclistas, si es apta la ruta para bicis  o la inclinación que nos encontraremos. Además, se instalará un nuevo menú que recoge los lugares determinados por el usuario, nuevas acciones en la navegación por voz (en relación al tráfico y las distancias), de esta manera ya no será necesario detener la marcha para modificar parámetros o la propia ruta.  Y Uber, como nueva opción de traslado junto al transporte público o a pie.

 

 

Ciudad, movilidad y centros comerciales

NF0CT371--575x323¿Alguna vez se han preguntado la razón de por qué, en la mayoría de las ciudades, los centros comerciales se instalan en las afueras o periferia y muy cerca de las vías de alta ocupación?

Las ciudades en muchos aspectos se han vuelto insufribles: ruido, contaminación, altos precios, mala calidad de vida. El ciudadano, hace años, descubrió las áreas metropolitanas, las zonas residenciales, los dúplex, el jardín privado, el aire puro, tranquilidad. Y comenzó a abandonar la ciudad para trasladarse al campo o al menos a zonas menos congestionadas, menos pobladas, menos agobiantes. Se busca  tener algo de paz , aunque sea durante el fin de semana.

¿Qué ha traído esta nueva forma de vida?

Este residir en «zonas más tranquilas» ha traído consigo necesitar un coche para trasladarse al lugar de trabajo, a realizar las gestiones cotidianas, al colegio, al hospital, a hacer las compras, etc. Y no sólo un coche, ahora lo normal es tener al menos dos coches por unidad familiar, por no hablar de las  familias con jóvenes mayores de edad. Ellos también necesitan un coche para ir a la universidad, al trabajo, para el ocio, las relaciones sociales, etc.  Porque claro,¡ todo está en la ciudad! No quiero vivir en ella, pero me traslado a ella varias veces al día o a la semana.

Consecuencia

Este estilo de vida junto a  la no existencia de medios de transporte públicos para comunicar esas zonas, hace que los habitantes de estos nuevos núcleos de población se vean obligados a tener cada uno su coche, lo que ocasiona más congestión en el tráfico, en la ciudad.

Se origina el llamado movimiento pendular: el traslado de la periferia a la ciudad y, por consiguiente, la necesidad de crear nuevas vías para el transporte. No hemos aprendido a solventar este problema con formas alternativas de transporte y como consecuencia tenemos más tráfico, más congestión, más gasto de combustible, retrasos  y pérdidas de horas laborales. Y más presión popular y política.

Soluciones negativas

Hoy por hoy la única solución que se propone es crear nuevas infraestructuras, nuevas carreteras, autovías con más carriles. En definitiva, ampliar las actuales infraestructuras, para así dar salida a una creciente demanda de movilidad y de fluidez.

Queremos rapidez, comodidad, seguridad… y la solución que en un primer momento era válida, poco tiempo después, se ha vuelto en contra nuestra. ¿Por qué? Antes eran pocos los que vivían en la periferia, pero les hemos construido nuevas infraestructuras, pensadas para X años, que han servido de atractivo para el resto. Una cantidad cada vez mayor de personas han visto la posibilidad de mejorar «teóricamente» su calidad de vida si se trasladan al extrarradio y eso ha resultado en que las infraestructuras que se habían construido para X años, ahora se han colapsado en X-10 años.

Coches y centro comercial

Coches y centro comercial

Por ende, el precio del suelo es más barato y se siguió construyendo nuevas edificaciones, sobre todo el tipo dúplex, chalé y casas unifamiliares, usurpadoras de espacio y con una huella ecológica muy alta. Así, esas zonas que originalmente eran tranquilas, se han vuelto algo más urbanas. Por lo que ahora nos vamos algo más lejos pero volvemos al círculo vicioso original.

Ese movimiento, casa-trabajo-casa, pudiendo sustituir “trabajo” por «diversión, hospital, asuntos privados, etc.» ha hecho que proliferen en ese trayecto nuevos negocios. Como antaño la carretera generaba ingresos al pueblo por donde transcurría la travesía, ahora esos negocios de “aceite y vinagre” se llaman Centros Comerciales.

Estos inmensos lugares del “todo en uno” han generado una vuelta más de tuerca al problema pues son polos atractivos para el ciudadano que aún residía en la ciudad y que ahora se traslada “de excursión” al centro comercial. Además, les hemos de sumar los que, al finalizar su jornada de trabajo, se detienen en el centro comercial que han construido en su camino, para facilitarles el trabajo de comprar.

Aparcamiento más grande del mundo. En un centro comercial en Alberta (Canada), 20.000 plazas.

Aparcamiento más grande del mundo. Centro comercial de Alberta (Canada), 20.000 plazas.

Podemos comprobar como cada fin de semana se generan ya atascos para llegar hasta el centro comercial.  Volvemos así a la misma disyuntiva: más carriles, nuevos accesos y ampliación de vías, con lo cual, lo que en un principio podemos pensar que es la solución, a la postre es todo lo contrario: más coches, más traslados, más problemas.

¿Y  el transporte público?

Dándole  tanta facilidad al automóvil privado, con aparcamientos amplios, flexibilidad horaria, independencia, comodidad  y «flexibilidad total» , el transporte público se quedó en el camino.  De hecho, en algunos proyectos, ni se pensó en él. No son pocos los centros comerciales sin acceso al transporte público, clara muestra de que se da por sentado que todos vamos en coche.

Y si volvemos a las nuevas áreas metropolitanas, veremos como éstas, cada vez se distancian más. El coche que tenemos no viaja más, no se traslada más, simplemente hace más kilómetros, porque vive más lejos y con el tiempo, le dedica a esa movilidad, más tiempo, pues la vía se colapsa con más usuarios.

Solución

Santiago de Compostela

Santiago de Compostela

En esta situación, si buscamos soluciones reales, alguien ha de perder, o mejor dicho, alguien ha de ceder su protagonismo casi único: el coche privado. No podemos seguir dando facilidades al automóvil privado, no podemos seguir dando protagonismo al causante de una reducida movilidad y una esclavitud por el tiempo y la distancia. Se ha de dar protagonismo a modos de transporte más lógicos: el transporte público y las bicicletas por ejemplo.
También los planes urbanísticos han de variar. Las ciudades han de crear aparcamientos a las entradas de las mismas para evitar el acceso a tanto automóvil generador de contaminación, problemas a la movilidad y costosas infraestructuras. Se ha de penalizar su utilización en la ciudad y crear a la vez, unos medios de transporte públicos y colectivos que sean atractivos al usuario, teniendo en su jerarquía la economía y la rapidez junto a la seguridad y comodidad.
Está claro que si eliminamos al generador del problema, el coche, en un elevado porcentaje, el autobús conseguirá ser atrayente, pues mucha de la visión negativa del autobús en la movilidad, está creada por culpa del automóvil privado. No podemos darle la misma importancia en el orden de prioridades a un vehículo que transporta 50 personas que a otro que traslada, en un elevado porcentaje, a una sola persona.

Entonces… ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Hemos de ser nosotros, los que demandemos una solución a un problema que cada vez se acrecienta. Hemos de cercenar esa facilidad de usar el coche privado indiscriminadamente, porque a la postre será el coche el que nos gestione nuestra vida en todos los aspectos.

Captura de pantalla 2016-02-16 a las 18.50.38Los costes que genera el automóvil son muy elevados: sanitarios, de infraestructuras, daños urbanísticos, sociales. Un fallecido a causa de un accidente de tráfico, cuesta a la sociedad, alrededor de 1.400.000€ y 219.000€ por cada herido (DGT 2012). El coste por kilómetro debido a la accidentalidad ha sido de 64.182 €/Km en el periodo del 2009 al 2011 (Fuente: accidentalidad RACC 2013). Y esto lo abonamos todos los españoles, sin tener en cuenta si conducimos o no. ¿Por qué ha de asumir ese inmenso daño social, quien no lo genera?

La circulación en paralelo

Esta es otra de las cuestiones que siguen campando en los mentideros ciclistas o automovilistas, pues se sigue teniendo dudas sobre, si es posible la circulación en paralelo, si se ha de hacer en fila india, si se puede ir en grupo, etc.

Vamos a intentar aclararlo de una manera comprensible y a su vez indicando lo que dice el RGC (Reglamento General de Circulación) sobre este aspecto.

paralelo2

Paralelo pero ocupando calzada, ¿correcto?

Reglamento: Se permite a los conductores de bicicleta circular sin mantener la separación entre ellos, extremando en esta situación la atención a fin de evitar alcances entre ellos. (Artículo 54.1)
Se autoriza también su circulación en paralelo, en columna de a dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de uno en uno en tramos de poca visibilidad. (Artículo 36.2).
En autovías solo podrán circular por el arcén, y siempre que sean mayores de 14 años y no esté prohibido por la señal correspondiente. Además, no se consideran adelantamientos los producidos entre ciclistas del mismo grupo. El grupo de ciclistas se considerará como un solo vehículo.

Y se ha de circular por el arcén siempre y cuando, éste sea practicable. Y aquí viene el quiz de la cuestión,

¿Qué es arcén practicable?

No tiene la misma visión de un arcén practicable, quien circula en camión, en un todo-terreno, automóvil, motocicleta o bicicleta. Lo que es practicable para uno, no lo es para el otro. Y para una bicicleta de carretera de apenas 2 cm. de contacto con la calzada, la idea de «practicable» es mucho más limitada.

Los arcenes suelen tener un pobre mantenimiento, en algunos casos, nulo. Arcenes con cristales, basura, asfaltado deficiente, baches es algo común en nuestras carreteras. Por tanto se hace imposible la circulación por ellos, por lo que si se nos denuncia por los miembros de la agrupación de tráfico, habrá que hacer notar esta circunstancia.

Dudas

Circulamos por una vía con arcén, pero éste no es lo suficientemente ancho para que quepan los dos ciclistas. Por tanto, el que circula más al interior, cercano de la calzada, ha de ocupar parte de la vía por la que circula el coche, ¿es sancionable?

Aquí la respuesta es lógica, no podemos circular por el arcén, pues es de un reducido tamaño, pero la ley nos permite circular en paralelo. Mientras no creamos retenciones podemos seguir circulando en paralelo, si las producimos, hemos de colocarnos en fila india.

Circulación paralela, correcta

Circulación paralela, correcta

Esto que acabo de indicar, es susceptible de un análisis más profundo.

Si somos 20 ciclistas y cada uno ocupa dos metros de longitud más 10 centímetros de separación con el que te precede, son 30 metros de longitud. Pero si hemos de colocarnos en fila india, la distancia que ocuparemos será del doble, haciendo que el adelantamiento sea más duradero y por tanto, algo más delicado. Pregunto, ¿no es más fácil seguir en paralelo?
Veamos: el adelantamiento es más rápido y seguro, pues la separación de la bicicleta poco va a variar. El adelantamiento que realiza el automóvil al grupo de ciclistas ha de ocupar prácticamente el lado contrario de la calzada, la medida estandar es de 3,5 metros de ancho (exceptuamos vías de <40 km/h y un indice de uso inferior a 2 000 automóviles día, cuya medida está en 3 metros), la distancia sobre el ciclista o grupo sigue siendo de 1,5 metros, el tiempo que permanece el automóvil realizando la maniobra de adelantamiento es inferior a realizar ese mismo adelantamiento a todo el grupo, pero en fila india.

Resumiendo

Podrás circular siempre en paralelo (de a dos), a no ser que generes retenciones o en situaciones de poca visibilidad.
Aunque no haya arcén, podrás circular en paralelo, si lo hay, has de circular por él, aunque no sea suficiente para circular ambos ciclistas, pudiendo ocupar uno la parte de la calzada indispensable. por autovías podrás circular exclusivamente por el arcén, si eres mayor de 14 años y no haya señal de prohibición.

Esto no se puede hacer

Esto no se puede hacer

Lo importante: Aunque podamos circular en paralelo, seamos conscientes de que debemos ayudar al conductor del automóvil a adelantarnos, generamos un buen ambiente y posiblemente hayamos creado un nuevo conductor agradecido y que recordará este acto la próxima vez que encuentre a ciclistas.

Conductor, ¿cuánto tarda en adelantar a un grupo ciclista?, respétalo, todos somos usuarios de la vía.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=78rWSWV6sZ4[/embedyt]

 Ayúdanos a mantener este servicio

La ley al revés

oscar

Oscar Bautista

Sitúense: Oscar, ciclista aficionado, iba a trabajar en bici (07:30 mañana) con luces  y ropa reflectante. Oscar circulaba por una autovía, la A42, km.28,6  luz delantera y trasera (dos), según testigo, que lo adelantó, se veía perfectamente a más de 150 metros. Un camión, que circula a velocidad reducida, ocupa el arcén, por donde circula el ciclista, atropella a Oscar y lo mata. Lo abandona y a su conductor lo detienen en su domicilio posteriormente, gracias al parachoques que quedó en el lugar del accidente. La Guardia Civil, le imputa los delitos de homicidio en grado de tentativa (penado con prisión de uno a cuatro años) y delito de omisión del deber de socorro.

El juez lo deja libre sin cargos y sin prisión.

¿Por qué?

Tan solo puede haber una vista de cuantía económica para determinar la responsabilidad civil a que tiene derecho la familia. En ningún caso habrá pronunciamiento sobre la responsabilidad penal.

Con la modificación del código penal del pasado año (julio 2015), las faltas se han despenalizado y ya no van, judicialmente, por vía penal, se trata de la misma manera que un insulto. Si deseas juicio, eres tú, con tus recursos económicos, contratando abogado, perito y procurador y lo que haga falta, para litigar, normalmente contra una aseguradora., por vía penal.

Pudimos ser cualquiera de nosotros.

Artículo de El País

Captación de firmas 

Escucha la entrevista en la Cadena Ser

Tú eres un ejemplo

biciurbano1

Cuando montas en bici en tu ciudad, suele ocurrir que te miran porque, en algunos casos, eres un rara avis. Esta es  una buena oportunidad para generar sinergias positivas en tu entorno. Como el buen anuncio de publicidad que es recordado con el paso del tiempo, que te vean montando en bici contribuye a promover la bicicleta en tu ciudad.

Por tanto, has de tener o poner en práctica ciertas actitudes que harán que la bicicleta sea vista de manera positiva.

Sé respetuoso

Tú no estás solo en la calzada,  piensa que hay otros usuarios y que también tienen el mismo derecho que tú a utilizar la carretera, sé consciente de ello. Sobre todo, ten siempre en cuenta al más débil, el ciudadano. Si sufres una mala maniobra, aunque cueste, no actúes de igual manera y en todo caso, llama la atención de forma respetuosa. Tú podrías ser el siguiente que obre de forma inadecuada.

biciurbano3La norma es para todos

Los semáforos, las aceras, los pasos de peatones, los stop y cedas el paso, son señales que están en la vía para ser respetadas, nos guste o no. Por tanto no puedes hacer oídos sordos y pensar que como vas en bici, no has de respetar las señales que ordenan el tráfico. Si todos hiciésemos lo mismo, el tráfico resultaría un caos. Párate en los semáforos y en los pasos de peatones, no des un ejemplo negativo, que pueda ser aprovechado para calificarnos a todos los que utilizamos la bicicleta.

La alegría se transmite

Sé amable, facilita el que te adelanten siempre que sea posible y no te suponga un riesgo. El automovilista se acordará la próxima vez que vea un ciclista. Sonríe al conductor que se detenga a tu lado o al peatón que cruce.

biciurbano4El ciudadano, la estrella

En la ciudad hay distintos modos de movilidad: autobuses, taxis, bicicletas, camiones de mercancías, autos privados.
Todos ellos son  personajes de esta obra denominada «Movilidad ciudadana» y todos tienen sus obligaciones y sus momentos de protagonismo. Pero, sin lugar a dudas, hay uno que es el principal protagonista: el ciudadano, o peatón cuando se desplaza en la vía. Ese es al que hemos de cuidar entre todos. Los automóviles, las bicis o el resto de miembros de esta obra, no podemos imponer nuestra teórica fuerza, ya que, a la postre, todos somos peatones o ciudadanos.
Así que, sé siempre respetuoso, ponte en su lugar, piensa que algunos son mayores y otros son niños,  y no tienen las mismas formas de reaccionar. Anticípate a sus reacciones,  ten en cuenta  que  pueden ser imprevisibles.

Biciurbano2Diviértete

La bici genera endorfinas, te da vida, alegría, te ayuda en tu día a día y encima, te hace ganar tiempo en tus desplazamientos urbanos. Muestra esa alegría, posiblemente algunos de los personajes de esta obra ciudadana vea en ti algo diferente y atractivo y puedes ser el «culpable» de que la bicicleta vaya adquiriendo un mayor protagonismo y vayamos creando una ciudad más amable y diferente. Puede que tus compañeros de trabajo descubran que el coche no es necesario, que la libertad de ver 360º cuando vas en bici, te da humor y ganas de vivir y trabajar junto a ellos.

Tú eres nuestra mejor publicidad, usa la bicicleta.

¡¡Que viene el coco!! (o la bici)

anuncio-coche

Los valores de la bici

La industria del automóvil aprovecha cualquier oportunidad para dar, o al menos intentar, darle la vuelta a la tortilla. Si no puedes con tu enemigo únete a él. O mejor aún, haz tuyo los valores del otro.

La bicicleta va teniendo un mayor protagonismo en los últimos años, está de moda.  La posibilidad de que los automóviles vayan perdiendo posicionamiento en las ciudades es evidente. La bicicleta le va comiendo terreno. Pero la industria no quiere perder su estatus privilegiado. Los grupos empresariales y de presión del automóvil le están viendo los dientes al lobo y  tienen que reinventarse. Y qué mejor que hacer ver que el coche es «amigo íntimo» de la bici.

Cuando la realidad es que el coche es el culpable de arrinconar a los ciudadanos, a las bicicletas y al resto de usuarios de las ciudades a sus laterales, llamémosle aceras, carril bus o carril bici.

anuncio-coche-bici2No podemos seguir haciéndole el juego al automóvil, siendo este como es insolidario, contaminador, usurpador de espacio y generador de daños.

El coche tiene su sitio, su lugar, pero no debe ser en el centro de las ciudades. Su sitio está en la carretera y, a veces, podríamos inclusive poner esto en duda.

Eso sí, el marketing de la industria seguirá haciéndote ver que el coche te lo da todo: felicidad, paz, estatus, poder, control, seguridad, éxito… ¡aparentar!

Haz un poco de trabajo analítico:

  • ¿has visto anuncios de coches metidos en un atasco?
  • ¿has visto anuncios de marcas de coches con accidentes ?
  • ¿ has visto  en publicidad alguien triste cuando se compra un coche?Jamás, el coche es la felicidad. Aquí un ejemplo

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=mUGUnlSmYJY[/embedyt]

Las Bicicletas en la DGT

Reunión DGT y Bicicletas.

El GT44 de la Dirección General de Tráfico, grupo de trabajo que integra a distintos entidades y asociaciones nacionales con el nexo de la bicicleta en común, tuvo hoy (4/2) reunión de trabajo.

 

mesabici1

Mesa Nacional de la Bicicleta

 

En esta reunión se explicó la siniestralidad existente en la bicicleta en los últimos años, así como la nueva creación de grupos de trabajo para el desarrollo del Plan Estratégico Nacional de la Bicicleta, donde la Mesa Nacional de la Bicicleta está en la delegación técnica en todos esos grupos creados y la RFEC (Real Federación Española de Ciclismo) en uno de ellos.

 

Rfec

Real Federación Española de Ciclismo

También se trataron aspecto del desarrollo de la red de carreteras seguras para ciclistas, aprovechando para presentar, las que el Cabildo Insular de Tenerife en unión con la Federación Insular de Ciclismo de Tenerife, han desarrollado y que se irán implantando. Así como las próximas en provincias como Cuenca y Córdoba. Y la metodología para su implantación.

Una nueva app para los usuarios de la bicicleta COMOBITY para hacer los desplazamientos en bici más seguros y que ya pueden descargarse de las plataformas correspondientes.

Hicimos llegar el deseo de las modificaciones de la reglamentación en la colocación de los conos de incorporación o abandono de carretera, que los ciclistas deportivos se encuentran en los desvíos y que hacen que el ciclista haya de circular por la propia calzada con el consiguiente peligro.

También se trataron temas de circulación urbana y de modificaciones del reglamento, como la obligación del uso del carril bici, dando potestad al ciclista a usarlo o no.

Sin lugar a dudas un nuevo espaldarazo al desarrollo de la bicicleta, tanto en lo urbano, como en lo interurbano y que este año se verá más desarrollado con un estudio de movilidad ciclista por parte de la propia DGT.

Ciudad y Ciudadanos

No todo es bicicleta en la ciudad.
El primer lugar en la ciudad lo ha de ocupar el ciudadano, repito, ciudadano y no peatón, pues en primer lugar los habitantes de la ciudad son ciudadanos.
Define “ciudadano” la RAE :
Persona considerada como miembro activo de un Estado, titular de derechos políticos y sometido a sus leyes.
Y sin embargo “peatón” es:
1. Persona que va a pie por una vía pública.
2. Valijero o correo de a pie encargado de la conducción de la correspondencia entre pueblos cercanos.

Por tanto, los habitantes de la ciudad son ciudadanos y no peatones, como a veces se nos considera. Todos somos ciudadanos al vivir en una comunidad, con unos derechos y deberes.

acera_valla

Obstáculos para el ciudadano

Las ciudades actuales han ido dejando al ciudadano de lado, para convertirlo en peatón, en usuario de la vía pública, postergado a los laterales de la misma. Antaño, el ciudadano se movía por donde consideraba, sin mayor problema y sin miedo alguno al resto de usuarios de la calle, a no ser que algún caballo o carro perdiese su control.
El centro de la vía era para las personas. Con la aparición del automóvil o más concretamente, de los coches tirados por caballos, comenzó el problema. Ahí se comenzó a ordenar, de alguna manera, la movilidad.
Pensemos que los primeros reglamentos, por llamarlo de alguna manera, para circular y moverse, datan de finales del siglo XIX y así, el 11 de octubre de 1909 se estableció un primer acuerdo en la Convención de París, en la que se fijaron algunas disposiciones generales para los vehículos y los conductores que deseaban circular por otros países. Estas disposiciones, completadas y adaptadas a las características de cada nación, dieron origen en años sucesivos a los primeros reglamentos nacionales, inicialmente de carácter general y luego con normas de circulación urbana e interurbana.
En España el primer código de circulación data de 1934, aunque antes hubo algunos atisbos de reglamentar (1899).
 Fuente DGT.

Con todo ello, lo que queremos decir es que ya desde entonces, la movilidad comenzó a ser un problema, pues se debía legislar algo que, debía ser natural y no necesitar  reglamentación, el moverse.

ciudad-atasco3El verdadero problema vino con la revolución industrial y el desarrollo de las ciudades. La economía de los ciudadanos mejoró, el automóvil prometía una soñada independencia (falsa), junto a una imagen de éxito, un estatus social, que la propia industria supo vender muy bien.

Ya en España, el desarrollo económico de los años 50, permitió a un gran número de españoles tener un coche. En 1957 aparece el famoso Seat 600 y con él la posibilidad de que cada español pudiese poseer el ansiado coche, su precio en euros era de 390€. Podrías desplazarte más lejos, en menos tiempo, más seguro y rápido. Muy bien en la teoría, pero la realidad fue que al haber más coches, se necesitaban más infraestructuras. Las calles no estaban preparadas para ese tráfico, hubo que modificarlas y crear aceras. En este proceso el coche era el protagonista ocupando el mayor espacio, el centro de la vía, y se arrinconó al ciudadano y al resto de usuarios, entre ellos la bicicleta. Fue en este contexto que el ciudadano pasó a llamarse  peatón por contraposición al coche.

Situación actual

IF

Scalextric de Las Palmas de G. C. (1974-2006)

Hoy todo se hace o hacía, para el coche, símbolo de progreso y estatus social y económico. La industria del automóvil tiene mucho peso en el desarrollo económico de un país, debido al gran número de empresas satélite que trabajan alrededor de él: Carreteras, mecánica, transporte, mercancías, infraestructuras y por tanto, mano de obra y dinero.

La realidad es que tenemos ciudades colapsadas  y muchos problemas de movilidad. Este es un tema importante y de debate no  sólo en las ciudades, en los países. Existen problemas y choques entre todos los usuarios de la vía, entre los derechos de unos y de otros, pero la realidad es que casi todo se construye pensando en el coche y no en los ciudadanos.  Se da por sentado que todos usamos coche, pero la realidad es que el 50% de los ciudadanos no tienen coche.

Existen 480 coches por cada 1000 habitantes, y aún así se le sigue dando la máxima prioridad en nuestras

Vista aerea del frente maritimo de la ciudad de Las Palmas por la zona del Teatro Perez Galdos Triana Rafael Cabrera

Zona de antiguo scalextric, hoy

calles, ciudades y creación de infraestructuras:  no es lógico.
Si además cuantificamos no sólo lo que nos cuesta un coche, a nivel particular (coste y mantenimiento),  sino los problemas que genera en accidentes, construcciones, heridos, fallecidos, aspectos sanitarios que pagamos todos, incluyendo los que no tienen coche, no nos salen las cuentas. Un  herido grave cuesta 219.000€, sin añadir los costes de tener que adaptar su vivienda, ese coste lo asumimos todos.

gasto-al-anoY ahora a lo que vamos, ¿es justo que tengamos que sucumbir a la dictadura del automóvil?

¿Qué es lo primero que piensas cuando  coges el coche en tu ciudad? Simple: ¿dónde lo aparcaré?

Hemos pasado de la teórica independencia prometida a justo lo contrario. La esclavitud y dependencia a la que nos somete el automóvil coarta no sólo la libertad de los usuarios del mismo, sino de todos los ciudadanos.

Un ejemplo claro: las aceras mismas. Hemos apartado al sufrido ciudadano a los laterales de la vía y no contentos con eso, le hemos puesto obstáculos, vallas en las esquinas para evitar que crucen la calle por el lugar natural. Obligamos a desviar su ruta, a  caminar más, al más débil, cuando tendría que ser todo lo contrario.

senal-peligro-zona-escolar Colocamos señales de “Peligro niños”, “Peligro pasos de peatones”, “Peligro bicicletas”, “Peligro animales sueltos”, “Peligro zona residencial”, etc. ¡Pero si el peligro es el coche!

Antaño, cuando aparecieron los primeros automóviles (siglo XVIII), era obligatorio que se anunciase su llegada, con una persona portando un farol rojo, avisando de su proximidad.

Vivimos en la dictadura del automóvil. Nos han intentado convencer de que es útil y económico, pero no es así, es un medio de transporte egoísta. En un 75% de los coches en movimiento, va  una sola persona, no es lógico.senal-peligro-paso-de-peatones

Está claro que la movilidad no puede seguir por los mismo derroteros. Ha de cambiar, hemos de cambiar como  sociedad y reconocer que  no es tan maravilloso como nos han hecho creer el tener un coche.
En Alemania, los jóvenes han cambiado su interés por el coche:

Un estudio de una universidad privada alerta de que “para más de un tercio” de los alemanes menores de 25 años, “el coche es un medio de transporte más”. No están dispuestos a sacrificar sus viajes ni a reducir otros gastos para costearse un vehículo. Solo el 4% de losenal-peligro-bicicletas-en-calzadas jóvenes consultados en 2010 prefería tener coche propio que irse de casa de sus padres. El 18% invertiría sus ahorros en un automóvil. Mala señal para una industria especializada en coches de gamas media y alta. Solo alrededor del 7% de los compradores de coches nuevos en Alemania tiene menos de 29 años. Hace poco más de diez años, representaban casi el 15% del total.” (El País, 29 agosto 2013)

Las ciudades empiezan a cerrar los centros históricos o comerciales al coche. En algunas has de pagar una cuantía (elevada) para entrar con  tu coche y otras comienzan a plantearse el eliminar el coche de la ciudad o de gran parte de ella (Oslo, Milán, Dublín, París).

La Hamburgo de 2034 no tendrá coches circulando por el 40% de su territorioEsta es la propuesta que pretende llevar a cabo la ciudad para eliminar de raíz el problema de las emisiones que en estos momentos supone un serio tema de discusión para la segunda ciudad más poblada de Alemania.”

El coche es un problema y hay que atajarlo YA.
La ciudad, para los ciudadanos.